lunes, 5 de octubre de 2009

Magia descontrolada.

El soñaba con ser hombre.

Ella ansiaba ser pájaro.

Por las noches él le aullaba a la media luna y al negro viento pampero.

En los atardeceres ella, desde la azotea, miraba melancólica pasar brisas y nubes.

La magia vino en su ayuda.

El día en que él se transformó en humano, ella voló.

1 comentario:

  1. Ay ay ay! Qué bien me hace leerte... un placer pasar por acá.

    ResponderEliminar